Cómo cuidar plantas de aloe vera

Planta pequeña de aloe vera en una maceta blanca sobre un suelo de madera

Las plantas de aloe vera no solo son atractivas plantas de interior, sino que también tienen una larga historia de poseer maravillosas propiedades curativas. La gente usa el aloe vera para ayudar a aliviar quemaduras leves, cortes, raspaduras y abrasiones. La savia curativa del aloe vera se agrega a las cremas, lociones y ungüentos de primeros auxilios. Las personas toman aloe por vía oral con la esperanza de ayudar a tratar muchas enfermedades, como la diabetes, el asma y la artritis. No es necesario comprar Aloe Vera para disfrutar de los beneficios calmantes; puedes cultivar el tuyo fácilmente.

¿Qué es una planta de aloe vera?

Las plantas de aloe vera son plantas perennes suculentas semitropicales que a menudo se confunden con cactus, pero en realidad son miembros de la familia de las azucenas. La planta se originó en el norte de África.

Las plantas de aloe tienen las características físicas de hojas muy gruesas, afiladas, espinosas o dentadas. Se puede encontrar en muchos tamaños, incluidas las variedades en miniatura (¡una pulgada!) Y las más grandes donde las hojas individuales se extienden hasta 4 pies. Cuando se usa tópicamente, es el interior de las hojas de aloe, o la savia, que se usa en ungüentos y pomadas.

Condiciones de crecimiento del aloe vera

Las plantas de aloe vera son plantas semitropicales y solo se pueden plantar afuera en áreas del país donde no hay amenaza de heladas. Deberá colocarse en un suelo que drene bien. Si vive en un área más fresca, aún puede colocar su planta de Aloe Vera afuera durante los cálidos meses de verano. Necesitará pleno sol y riego semi-frecuente. Puede dejar que la tierra se seque completamente entre riegos.

Comprar aloe en un centro de jardinería

Debido a que son tan populares, puede encontrar plantas de aloe vera en muchos centros de jardinería, viveros, grandes lotes e incluso tiendas de comestibles. Hay algunas cosas a tener en cuenta al elegir una planta de un centro de jardinería interior. Compre siempre plantas que luzcan saludables y evite lo siguiente:

  • No compre plantas que tengan hojas marrones, amarillas o con manchas.
  • Revise el fondo de la planta y la maceta con cuidado; si las raíces salen del fondo, es una señal de que la planta ha estado en la maceta demasiado tiempo y está aferrada a las raíces. Lo mejor es elegir otra planta.
  • Revise las hojas de las plantas y el suelo con cuidado para detectar plagas e insectos. No compre plantas que tengan daños evidentes por insectos.
  • Evite comprar plantas a las que se les caen las hojas.

Cuidando las plantas de aloe

Las plantas de aloe vera son fáciles de cuidar: necesitan mucho sol, calor y una cantidad mínima de riego.

  • Coloque su planta en un lugar soleado y constantemente cálido, lejos de corrientes de aire.
  • No riegue demasiado su planta. Dale un buen riego cada dos semanas. Deje que la tierra se seque por completo antes de volver a regar. El riego excesivo es probablemente la razón número uno por la que las personas no tienen éxito en el cultivo de plantas de Aloe Vera. Usar tierra que se drene rápidamente (tierra arenosa y arenosa) ayudará a asegurar que su planta no se asiente en condiciones excesivamente húmedas.
  • Observe de cerca los tallos y las hojas en busca de signos de insectos o enfermedades.
  • Finalmente, mire la maceta y la tierra. Si las raíces crecen a través de los orificios de drenaje o se ven en la superficie del suelo, es probable que la planta haya superado su maceta. Si elige esta planta, se necesitará un cuidado especial al trasplantar a una maceta más grande.

Otras consideraciones para las plantas de aloe

  • Las plantas de aloe vera pueden ser tóxicas si son ingeridas por animales pequeños. Si tiene un gato o un perro, tenga cuidado y sea consciente de la ubicación de las plantas.
  • Cuando lleve su planta a casa desde el centro de jardinería, manténgala alejada de otras plantas de interior durante un par de semanas hasta que esté seguro de que no tiene ninguna enfermedad o plaga.
  • Fertilice su planta anualmente, en la primavera, con un fertilizante 10-40-10.

Usando Aloe

Uno de los beneficios de cultivar plantas de Aloe Vera es que tiene acceso inmediato a sus maravillosos beneficios calmantes. Si recibe una quemadura o abrasión leve, simplemente rompa una hoja exterior gruesa de la planta, córtela a lo largo y saque el contenido del interior. Puede triturar el contenido de la hoja y aplicar esta “pasta” a su quemadura o abrasión para aliviarla.

Leave a Reply